La Convención de la Haya como ley de policía

Published by admin on

La presente tesis es muy interesante visto que analiza la relación entre la Convención de La Haya y el Derecho internacional privado. En primer lugar, trata la Convención como una Ley de Policía, visto que no hay lugar a aplicar la regla de conflicto, si la Convención determina directamente la ley aplicable. En segundo lugar, cuando no hay una determinación directa por parte del Convención, la regla de conflicto se aplica….”siempre y cuando no se oponga a los principios del citado instrumento internacional”. 
 
Es difícil calificar tal precepto. Tiene la forma de una regla de conflicto a finalidad material, pero de manera negativa: es una opción de legislación, no para llegar a un resultado, sino que la opción no tiene que contravenir los principios convencionales. Otra manera de ver las cosas consiste a considerar que la naturaleza de la regla de conflicto local no cambia, sino que los principios convencionales son parte del Orden público internacional. Calificación que tiene nuestro favor. 
 
(Para la discusión de las calificaciones de las reglas de conflicto, véase: Graham, Manual de Derecho internacional privado, Zamanga Editores, 2016.32 sq).
 
 
CONVENCIÓN SOBRE LOS ASPECTOS CIVILES DE LA SUSTRACCIÓN INTERNACIONAL DE MENORES. DERECHO SUSTANTIVO APLICABLE A LOS PROCEDIMIENTOS JURISDICCIONALES TRAMITADOS POR LOS JUECES CONFORME A DICHO INSTRUMENTO, CUANDO ÉSTE EXPRESAMENTE REMITA AL DERECHO VIGENTE EN EL ESTADO EN QUE EL MENOR TENÍA SU RESIDENCIA HABITUAL ANTES DE SU TRASLADO O RETENCIÓN.

Las disposiciones de la citada convención que, de manera expresa, remitan al derecho vigente “en el Estado en que el menor tenía su residencia habitual inmediatamente antes de su traslado o retención” o referencias similares, deben imponerse a cualquier norma conflictual establecida en la legislación local, dada la jerarquía superior de los tratados internacionales sobre este tipo de ordenamientos, en términos del artículo 133 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. En esa medida, la regla general es que si existe una disposición expresa en la convención que remita al derecho de determinada nación, deberá estarse a lo que ésta establezca; sin embargo, excepcionalmente, todo lo que no esté regulado por el referido ordenamiento supranacional que configure un punto de toque entre dos o más sistemas jurídicos, deberá resolverse conforme a lo que disponga la norma conflictual local, siempre y cuando no se oponga a los principios del citado instrumento internacional.

SEGUNDO TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA CIVIL DEL TERCER CIRCUITO.

Amparo directo 811/2015. 8 de abril de 2016. Unanimidad de votos. Ponente: Gerardo Domínguez. Secretario: José Armando Jiménez Hernández.